LOS DUENDES

los duendes protengaen el medio ambiente aunque; hay otros que se llevan a los niños desobedietes con sus padres ...

viernes, 28 de enero de 2011

QUE QUIEREN ESOS DUENDES...

Asustarnos?, tal vez... pero chicos y grandes tenemos una especie de miedo cuando se habla sobre estos extraños seres pertenecientes al subjetivo mundo de lo desconocido.
La aparición de estos seres mitológicos según mi amigo Milton se produce a las doce horas justamente cuando una buena cantidad de curiosos se congrega a conversar en una esquina del barrio La Paz: calle 116 y avenida 201, atrás de Hielo Polar.
Dicen que la casa es de un señor Padilla y que este hace algún tiempo la vendió. Es una casa vieja, baja, de concreto, rodeada de piedras grandes y pequeñas, recubiertas de hierbas que le dan cierto atractivo, pero que no se sabe lo misterioso que contiene por dentro.
El que una casa esté más de treinta años abandonada es porque su dueño tiene plata, cuando pudo haberla arrendado y pudo así haber obtenido buenas ganancias.
Una minuciosa inspección al inmueble nos lleva a sacar esa conclusión: “todo está sucio, menos el servicio higiénico que brilla por su limpieza; pues, nadie lo ocupa sino los tres duendecillos que están haciendo la historia de ese barrio.
Yo no creo en esos diminutos seres. Nunca los he visto para decir que miden unos 25 a 30 cms. de estatura.
De ser cierta la existencia de duendes que se enamoran de las muchachas bellas y hermosas, de pelo abundante largo, sugiero hacer un minucioso examen sicológico a las personas que dicen haber visto estos duendes y que dicen tener bien aseadas las casas, especialmente los baños.
Hay un grupo de moradores del barrio La Paz que pide la demolición de la casa de donde salen estos tres duendes que se enamoran tan profundo de las muchachas que no las dejan en paz hasta conseguir lo que quieren: unirse y vivir con ellas.
¿Qué mismo quieren los duendes que salen de la señalada casa y deambulan por el barrio de la ciudad?
Manta, 17 de enero de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada